Operaciones preliminares y limpieza de fin de obra
Estructurado / Anti-Slip

1. OPERACIONES PRELIMINARES: ELIMINACIÓN DE LOS EXCESOS DE MÁSTIQUE


Para las baldosas de superficie estructurada o microestructurada, con el objeto de facilitar la limpieza de fin de obra, es de fundamental importancia eliminar los excesos de mástique como primera fase del proceso de limpieza después del relleno de las juntas de las baldosas cerámicas.
Para una correcta y fácil eliminación de los excesos de mástique, se recomienda seguir las indicaciones entregadas por el productor del mismo; en general, se recomienda atenerse a las siguientes indicaciones.

1.1. MÁTIQUES CEMENTICIOS (CLASE CG SEGÚN EN 13888)

Quitar el exceso de mástique de la superficie, moviendo la espátula o la rasqueta diagonalmente respecto de las juntas, con la mezcla todavía fresca;

Limpiar el residuo de mástique solo cuando la mezcla pierde su plasticidad, normalmente después de 5 minutos, con una esponja húmeda de celulosa dura, trabajando en diagonal respecto de las juntas;

Enjuagar frecuentemente la esponja, usando dos cubas de agua: una para quitar la mezcla en exceso de la esponja y la otra con agua limpia, para el enjuague de la esponja;

A material seco, enjuagar con agua caliente y limpia. 

Para las grandes superficies usar una máquina con correa de esponja.

ATENCIÓN:
Si la limpieza es efectuada con demasiada anticipación (con la mezcla aún plástica), las juntas pueden ser vaciadas parcialmente y son mayormente sujetas a viraje de color. Si, por el contrario, el mástique ya se ha endurecido, es necesario usar un tampón Scotch-Brite humedecido para facilitar la eliminación del mástique de las baldosas.

1.2. MÁSTIQUES EPÓXICO (CLASE RG SEGÚN EN 13888)

ADVERTENCIAS:
Es totalmente desaconsejado el empleo de mástiques epóxicos con superficies estructuradas y/o levemente estructuradas. Si la utilización de esta categoría de mástiques es necesaria en función del destino de uso del material cerámico, es imprescindible realizar pruebas preliminares de limpieza sobre algunas muestras posiblemente no colocadas o sobre una parte ya instalada que no esté a la vista.

Con la mezcla aún fresca, mojar abundantemente la superficie emulsionando con un tampón Scotch-Brite, poniendo cuidado en no vaciar las juntas;

El residuo líquido de mástique tiene que ser quitado con una esponja de celulosa dura (que hay que sustituir si se impregna demasiado de resina) que será usada también para la nivelación final al relleno de juntas.

Es fundamental quitar el mástique epóxico tempestivamente antes que empiece a endurecerse, en cuanto una eliminación sucesiva resultaría extremadamente difícil; en el caso de que el mástique epóxico ya haya empezado a endurecerse, probar agregando agua de lavado el 10% de alcohol etílico.

2. LIMPIEZA DE FIN DE OBRA

UTENSILIOS
PARA LIMPIEZA MANUAL PARA LIMPIEZA GRANDES SUPERFICIES
escoba, cubas, fregona con cerdas de nylon de dureza media, cepillo de nylon con cerdas de dureza media o esponja abrasiva escoba, cubas, rotativa pulidora con cepillos de nylon con cerdas de dureza media, aspira líquidos, trapos

La limpieza de fin de obra tiene por objetivo eliminar todos los residuos de obra (cemento, mortero, mástique, pintura y cualquier otro material que pueda manchar o provocar abrasiones en el material cerámico) presentes sobre la superficie cerámica sucesivamente a la colocación en obra. El cuidado con que se efectúa esta primera operación de limpieza después de la colocación (generalmente, realizada por el cliente final o por empresas de limpieza profesionales) influenciará la limpiabilidad de la superficie cerámica por toda su vida útil: dejar residuos significa dejar catalizadores de suciedad. Una vez transcurridos los tiempos de secado del mástique cementicio (por lo menos un par de días con buen tiempo), proceder entonces a una limpieza con detergente ácido, por ejemplo FILA DETERDEK, aplicable a mano (esponja o paño) o con máquina (rotativa pulidora con cepillos de nylon con cerdas de dureza media). Es necesario atenerse escrupulosamente a las instrucciones de uso y diluciones indicadas en el envase por el productor evitando emplear ácidos fuertes y no específicos aunque sean diluidos, porque pueden liberar humos nocivos y agredir las juntas mediante una acción corrosiva.

ATENCIÓN:
En el caso en que dicha limpieza tenga que ser realizada después de que el pavimento ha sido usado, antes de la limpieza con el producto ácido, quitar con especiales detergentes de base alcalina, por ejemplo FILA PS/87, eventuales presencias de sustancias grasas o similares. Es importante proteger preventivamente con cinta adhesiva eventuales decoraciones de CERÁMICA o aplicaciones de mármol, granito, piedras naturales y metal, en contacto con la superficie cerámica. Hay que evitar totalmente los estropajos de alambre o acero, porque podrían  rayar la superficie de las baldosas.

2.1. MODALIDAD DE EJECUCIÓN DE LA LIMPIEZA DE RESIDUOS DE MÁSTIQUES CEMENTICIOS

Atlas Concorde aconseja: Utilizar una solución de ácido taponado (siguiendo la dilución aconsejada, en agua posiblemente caliente en cuanto aumenta la eficiencia del detergente), por ejemplo FILA DETERDEK, siguiendo escrupulosamente las instrucciones indicadas a continuación.

CANTIDAD Y PORCENTAJE INDICATIVO DE DILUCIÓN FILA DETERDEK EN BASE AL TIPO DE SUPERFICIE

PRESENCIA DE APLICACIONES Y/O DECORACIONES DE MÁRMOL NATURAL O DE METAL SUPERFICIE ESTRUCTURADA O MICROESTRUCTURADA
1 litro solución ácida para 100m2
en dilución 1:25
(200cl en 5 litros de agua)
3 litros solución ácida para 100m2
en dilución 1:5
(1 litro en 5 litros de agua)

Barrer bien el pavimento o quitar con un trapo seco y limpio el eventual velo de polvo de la superficie del revestimiento;

Mojar con agua solo el mástique de naturaleza cementicia en modo de protegerlo de una posible acción corrosiva de la solución ácida diluida que se irá a emplear;

Distribuir uniformemente la solución ácida diluida con:

1. EN PAVIMENTO: una mopa o un paño áspero;
2. EN REVESTIMIENTO: una esponja Scotch-Brite por la parte que no es abrasiva (generalmente de color amarillo);

Dejar actuar por 2-3 minutos en función del nivel de la suciedad;

Quitar eventuales acumulaciones de mástique no eliminadas, restregando enérgicamente con:

1. EN PAVIMENTO: una fregona con cerdas de nylon de dureza media;
2. EN REVESTIMIENTO: un cepillo con cerdas de nylon de dureza media o una esponja abrasiva (generalmente de color verde);

Quitar el residuo con aspira líquidos en el caso de pavimentos;

Enjuagar cuidadosamente con agua caliente repitiendo la operación incluso más veces hasta la eliminación de cualquier halo o residuo que se haya depositado en los intersticios superficiales.

Para las grandes superficies distribuir la solución ácida diluida friccionando con la rotativa pulidora monodisco con cepillos de nylon de dureza media y quitando el residuo con aspira líquidos. Al final enjuagar solo con agua posiblemente caliente. En el caso en que queden zonas no perfectamente limpias, repetir el lavado ácido en concentraciones más elevadas, excepto en el caso en que haya decoraciones de cerámica o aplicaciones combinadas de materiales que se corroen con facilidad (ej. mármol, metal, …) que de todas maneras deberán ser protegidos preventivamente mediante cinta adhesiva.

2.2. MODALIDAD DE EJECUCIÓN DE LIMPIEZA RESIDUOS MÁSTIQUES EPÓXICOS

En el caso de empleo de mástiques epóxicos, para quitar manchas y halos superficiales emplear limpiadores específicos para este tipo de residuos orgánicos, por ejemplo FILA CR10, siguiendo las indicaciones entregadas por el productor y siguiendo escrupulosamente las instrucciones que damos a continuación.

Barrer bien el pavimento o quitar con un trapo seco y limpio el eventual velo de polvo de la superficie del revestimiento;

Distribuir uniformemente el limpiador para residuos epóxicos, por ejemplo FILA CR10 puro, con:

1. EN PAVIMENTO: una mopa o un trapo áspero;
2. EN REVESTIMIENTO: una esponja Scotch-Brite por la parte que no es abrasiva (generalmente de color amarillo);

Dejar actuar por 20-30 minutos en función del nivel de la suciedad;

Restregar enérgicamente con:

1. EN PAVIMENTO: una fregona con cerdas de nylon de dureza media;
2. EN REVESTIMIENTO: un cepillo con cerdas de nylon de dureza media o una esponja abrasiva (generalmente de color verde);

Quitar el residuo con aspira líquidos en el caso de pavimentos;

Enjuagar cuidadosamente con agua caliente repitiendo la operación incluso más veces hasta la eliminación de cualquier halo.

En el caso en que queden zonas no perfectamente limpias, repetir el lavado.

CANTIDAD INDICATIVA DE FILA CR10

PRESENCIA DE APLICACIONES Y/O DECORACIONES DE MÁRMOL NATURAL O DE METAL SUPERFICIE ESTRUCTURADA O MICROESTRUCTURADA
1 litro para 4-5 m2
PURO
Las cookies nos ayudan a prestar nuestros servicios. Al utilizar esos servicios está aceptando que usemos cookies. Info