A

  1. ABRASIÓN (resistencia a la)

    El valor de resistencia a la abrasión denota la medida en que la baldosa se consume (en el caso de que no sea esmaltada) o cambia su aspecto (en el caso de que sea esmaltada) a causa del desgaste.

     

    De acuerdo a las normas UNI EN se puede clasificar desde la clase PEI 1, que corresponde a la menor resistencia, hasta la clase PEI 5, que es asignada a las baldosas más resistentes.

    Para las baldosas no esmaltadas este valor aumenta con la disminución de la absorción del agua y por lo tanto para el gres porcelánico es elevado.

     

    El mismo valor de todas maneras puede variar si se efectúan tratamientos:

    en el caso de la terracota, la impregnación con substancias diferentes, naturales o sintéticas; en el caso del gres porcelánico, el bruñido y el lustrado.

    En las baldosas esmaltadas la resistencia a la abrasión depende exclusivamente del esmalte: los esmaltes más claros muestran mayormente los efectos del desgaste, así como una mayor dificultad de limpieza.

    Ver: características mecánicas superficiales.

  2. ACABADO SUPERFICIAL

    Por acabado superficial se entiende la fase de elaboración de una pieza para obtener determinadas condiciones de rugosidad superficial que determinan diferentes características tanto estéticas como técnicas.

     

    Los productos de gres porcelánico Atlas Concorde presentan acabados superficiales diferentes, como:

     

        • Opaco, la variante más versátil, es apropiada para cualquier destino de uso

        • Pulido, de mano suave y de estética brillante, perfecta para los interiores más elegantes

        • Bruñido, particularmente lisa y con efecto luminoso “a espejo”

        • Estructurado, con rugosidades superficiales más o menos evidentes

        • Grip, con características antideslizamiento elevadas, ideal para los espacios exteriores

        • Anticado, de aspecto liso como si hubiese sido erosionado por el agua y con bordes tersos e        irregulares

        • Cepillado particularmente suave y compacto al tacto

     

    Los acabados superficiales de los revestimientos de pasta blanca se dividen en cambio en:

     

        • Satinado, de aspecto opaco y a veces iridiscente

        • Luciente, de estética luminosa “a espejo”

  3. ANTICADO

    La superficie redondeada se presenta lisa al tacto como si hubiese sido erosionada por efecto del agua. Los ángulos de las baldosas parecen torneados e irregulares, como consumidos. A menudo manifiesta imperfecciones buscadas e irregularidades que son llenadas con mástique, para aumentar el efecto de erosión a lo largo del tiempo.

    Las superficies redondeadas son ideales sobre todo para ambientes de estilo rústico y en contextos de recuperación arquitectónica.

  4. ANTIDESLIZAMIENTO

    La característica principal en términos de seguridad de un embaldosado es la resistencia al deslizamiento, de vital importancia para las baldosas destinadas a pavimentos de ambientes exteriores, públicos e industriales. Una superficie resbaladiza representa de por sí una verdadera barrera arquitectónica volviendo difícil o imposible la circulación normal en especiales condiciones de minusvalideces físicas momentáneas o permanentes. El valor de la resistencia al deslizamiento de las baldosas tendría que ser conocido necesariamente antes de proceder con la instalación.

     

    Actualmente no existe un método de prueba estandarizado a nivel internacional, la mayor parte de las naciones tiene métodos propios derivados de leyes, disposiciones para evitar los accidentes laborales u otras reglamentaciones de carácter nacional. Muchos de estos métodos de medición no sólo son diferentes entre sí, sino que no son ni siquiera comparables entre sí ni a nivel teórico ni tampoco a nivel experimental. Esta situación acarrea confusión entre los usuarios, en especial entre los proyectistas que tienen que garantizar el cumplimiento de las disposiciones vigentes aplicables, y produce notables dificultades para los productores de baldosas en el momento de la caracterización de las baldosas antes de la comercialización.

  5. ANTIHELADAS

    se dice de los materiales con baja porosidad, resistentes al hielo y por lo tanto apropiados para ser colocados en exteriores.

  6. ARCILLA

    Materia prima utilizada para la producción de baldosas de cerámica.

    Sus características más significativas son: plasticidad, endurecimiento durante el secado, adquisición de una forma rígida tras la cocción, retiro durante el secado y la cocción.

  7. ARENAS QUARCÍFERAS

    Materias primas ampliamente utilizadas en la industria cerámica, cumplen una función estructural, limitando las variaciones de tamaño durante la cocción debidas al contenido de arcilla en la mezcla.

    Estas arenas, cuyo valor está determinado por su grado de pureza y fineza, están difundidas en los cinco continentes y están presentes en todos los países europeos.

     

  8. ATOMIZACIÓN

    Es el secado en rociado de la mezcla cerámica (barbotina) obtenida del molido en húmedo de las materias primas, el resultado son polvos atomizados a destinar a un prensado sucesivo de tipo semi-seco.

    La barbotina se hace pasar a través de una corriente de aire muy caliente por lo que se consigue un rápido secado de las gotas en forma de granos esféricos, parcialmente huecos por dentro, que intencionadamente contienen una humedad restante (variable de 4 a 8%) ya que esta es útil como agente lubrificante en la operación de prensado siguiente.