Hospitality & Wellness

Grand Mercure Wellington

A partir de la mezcla de diferentes estilos arquitectónicos que van desde las casas de madera del siglo XIX, entre éstas la Katherine Mansfield Birthplace, hasta las estructuras de Art Deco que se hallan en el antiguo barrio Wellington Free Ambulance; la ciudad neozelandés de Wellington ofrece a sus visitantes esto y mucho más: un viaje de mil facetas artísticas de gusto retro y al mismo tiempo vanguardista.

Con vistas a los teatros del barrio cubano, enmarcado por las espectaculares colinas de Wellington, se encuentra el Grand Mercure Wellington, una representación de los exuberantes alrededores que cuenta la historia de Nueva Zelanda y de la capital más cool. 

El Grand Mercure Wellington Hotel da vida a la cultura de la ciudad a través de anécdotas de cocina, servicio y diseño de sabor exclusivo: Por ello no podían dejar de existir los productos de marca Atlas Concorde para vestir algunas estancias de la estructura con un toque glamuroso y elegante

Y es el efecto mármol el que cobra protagonismo con los pavimentos y los revestimientos de algunas estancias interiores, en las que los colores puros y las vetas naturales recrean la superficie de de los mármoles más sofisticados con efectos sorprendentes. La intensidad de cada tono utilizado interpreta fielmente la materia de inspiración añadiendo todas las ventajas de la cerámica. 

El diálogo continuo entre pavimentos y paredes hace que las diferentes gradaciones tonales caractericen con una estética refinada las estancias del Grand Mercure Wellington, en las que la personalidad y la fuerza expresiva del efecto mármol convierte los espacios en un lugar de sabor y gusto de Made in Italy sin renunciar al diseño y a las exigencias funcionales.