Atlas Concorde para Emergency en Uganda

Cuando Gino Strada encargó a Renzo Piano el diseño del hospital Emergency de Entebbe en Uganda, le pidió que creara un espacio público "escandalosamente bello". Para la construcción de esta obra se utilizaron materiales naturales y específicos según cada caso, sin descuidar la tecnología necesaria en estos contextos. La decisión de utilizar el gres porcelánico de Atlas Concorde para el interior del hospital está en línea con esto y hace hincapié en la higiene y la sostenibilidad.
Ph Marcello Bonfanti2

Un espacio público escandalosamente bello

Imaginar y realizar un espacio público significa crear un lugar que mejore la vida de toda una comunidad. Hacerlo en África implica reflexiones y planteamientos que hagan que los comitentes y los arquitectos se midan con cuestiones tan vastas como su propia conciencia. Un ejemplo de ello es sin duda el centro de cirugía pediátrica construido en Entebbe (Uganda), diseñado por Renzo Piano para Emergency. Todo surgió tras un fructífero encuentro entre el arquitecto genovés y Gino Strada, que le había pedido que construyera un hospital "escandalosamente bello" para su organización.
La cuestión es menos trivial de lo que parece a primera vista. Una actitud entre paternalista y colonialista lleva a algunos a creer que básicamente cualquier obra realizada en África es suficientemente buena en sí misma, por el hecho de haberse realizado en un lugar donde simplemente no estaba antes. Por el contrario, la intención de Gino Strada y Renzo Piano muestra cómo el rigor ético puede (y debe) traducirse también en el plano estético, así como también en términos de compromiso civil. Para Gino Strada, la máxima expresión de respeto con relación a la construcción de un hospital pediátrico en Uganda (donde la mitad de la población tiene menos de 15 años, aunque solo hay cinco cirujanos pediátricos en todo el país) se plasmó en el pedido que hizo a Renzo Piano de construir un hospital que fuera ante todo "bello".

Ph Marcello Bonfanti5
Ph Marcello Bonfanti11
Ph Marcello Bonfanti9
Ph Marcello Bonfanti26

En resumen, para Gino Strada la forma correcta de ayudar a África es "hacer allí lo mismo que nos gustaría que se hiciera en Italia": en este caso concreto, ofrecer atención gratuita a los niños que lo necesitan, en un lugar acogedor.

El uso de materiales naturales

En manos de Renzo Piano, el reto consistía, por un lado, en desarrollar soluciones y recursos presentes en un contexto tan particular y, por otro, en buscar eficazmente una belleza tan funcional como actual. El contexto geográfico sugirió al arquitecto explotar lo que él denomina la ley de la "estricta necesidad": una operación con lo que realmente está disponible en el contexto de la obra, desarrollando así un enfoque que pueda reproducirse en otras situaciones similares. Más concretamente, los muros de carga del hospital se construyeron con la misma tierra excavada para albergar los cimientos del edificio y utilizar (con renovada dignidad) la antigua técnica de terra pisé (tapial). Un procedimiento tradicional que emplea una mezcla de tierra amasada, arena, grava, aglutinantes y agua y que, sin necesidad de una mano de obra altamente especializada, garantiza una inercia térmica que permite mantener constantes la temperatura y la humedad del edificio.
 La resistencia mecánica de la tierra se mejoró en este caso con el uso del mix design -un cálculo utilizado para identificar la composición específica del polvo de mampostería- para optimizar el rendimiento de la tierra multiplicando por diez los valores estándar y alcanzar así los valores de un buen hormigón. En resumen, técnicas ancestrales renovadas a través de los mismos materiales naturales locales, junto con el poder de la tecnología de construcción innovadora.

Ph Marcello Bonfanti1
Ph Marcello Bonfanti7
El diseño arquitectónico se funde con la naturaleza circundante: se trata de una zona que se inclina suavemente hacia las orillas del lago Victoria y lo mismo hace el perímetro del hospital. Los caminos, así como los importantes espacios exteriores que lo rodean, se extienden en un sistema de terrazas, que garantizan la continuidad espacial entre el interior y el exterior. Esta ósmosis es fundamental para el proyecto en cuestión, ya que el diálogo constante con los espacios verdes y los árboles se convierte, según las intenciones del propio Renzo Piano, en una metáfora explícita del proceso de curación de los jóvenes pacientes.

La comparación con la arquitectura tradicional italiana

Si echamos un vistazo a la estética general del hospital infantil de Entebbe, observamos que este proyecto consiste en un homenaje explícito a otro hospital, esta vez de Milán: el Ospedale Maggiore di Ca' Granda. Este espacio público se basa, a su vez, en el encuentro ortogonal de vectores arquitectónicos y en el intenso diálogo entre pasillos largos y patios amplios. La realización de una gran obra pública es siempre una manifestación de las intenciones que el comitente desea transmitir a la comunidad local.
De hecho, incluso en el caso del príncipe Francesco Sforza, en el siglo XV, la elección de Antonio Averulino (conocido como Filarete), un arquitecto toscano llamado a Milán por recomendación de Cosme de Médici, atestigua el deseo de dotar a Milán de un edificio diseñado según las técnicas de construcción más avanzadas, como lo eran las del Renacimiento.
Florencia se consideraba el punto de referencia absoluto. La planta del Ospedale Maggiore es cuadrangular, mientras que la entrada principal (un poco como sucede en el hospital pediátrico ugandés) conduce a un gran patio central, llamado Corte del Richini, que comunica con dos patios idénticos a derecha e izquierda. También en Entebbe los espacios se articulan en tres edificios paralelos, el más pequeño de los cuales, que tiene una sola planta, se destina a recepción. Los otros dos edificios, de dos plantas, se extienden a lo largo de los laterales del patio central y albergan los quirófanos y las salas de reanimación. El patio central es un hortus conclusus (jardín cerrado) con un gran árbol, al que dan corredores y habitaciones. También hay una zona de juegos al aire libre y un jardín con 350 árboles: como ya se ha dicho, el verde es aquí un elemento importante para la recuperación y curación de los pacientes. No hace falta aclarar que las decisiones se orientan hacia la sostenibilidad.

La elección de los materiales fue colectiva

La síntesis de Renzo Piano para el hospital de Emergency ha aunado así el conocimiento local y la tradición italiana. La elección de los materiales de construcción se hizo en colaboración con quienes iban a vivir el edificio a diario: de hecho, fueron los médicos de los distintos departamentos quienes debatieron con los arquitectos para establecer las necesidades y prioridades.

 

Otras elecciones vinieron dictadas por el contexto: una decisión importante fue la de no utilizar madera, pues suele ser objeto de ataque de insectos y termitas, dando preferencia a materiales y componentes minerales y metálicos. También se ve claramente la firma de Renzo Piano en el diálogo entre la solidez y coherencia de la estructura en terra pisé y la ligereza del techo, formada por un paraguas metálico que soporta 3.000 metros cuadrados de paneles solares, a fin de garantizar la total autonomía energética del hospital y también un excedente para alimentar los alrededores. El diálogo entre la tierra y el metal recuerda a otra obra de Renzo Piano, el Auditorium Parco della Musica en Roma. Como en aquel caso, se eligió el zinc-titanio para el techo: un "material espléndido que dura para siempre".

VISTA AEREA

Según el propio Piano, de hecho, es un elemento noble: "que pertenece a la historia de la arquitectura y de la ciudad, como puede verse en el viejo París, donde los tejados son de chapa galvanizada y los obreros que los reparan se llaman couvreurs. Además, es un material que envejece a su manera, como el cobre y el plomo, en definitiva como todos los materiales naturales.

El gres porcelánico de Atlas Concorde: un papel fundamental

En el perfeccionamiento de las soluciones para realizar el hospital "escandalosamente bello" (una especie de despedida que Renzo Piano dedicó a su amigo Gino Strada en los meses de su muerte) no podían faltar los acabados, que, un poco como ocurrió con el diseño arquitectónico, nos devuelven una vez más a Italia. En el caso de un hospital, es fundamental la cuestión de la higiene y los materiales con los que restaurarla y mantenerla a lo largo del tiempo. Entre ellos se destaca la elección de las colecciones efecto cemento de Atlas Concorde, utilizadas para los pavimentos y revestimientos de los pasillos y quirófanos del hospital. De hecho, el gres porcelánico es por naturaleza un material saludable, fácil de limpiar y que no requiere ningún mantenimiento particular. Resistente a los impactos y al desgaste, es totalmente hipoalergénico: libre de toxinas y alérgenos, y no libera COV ni formol, por lo que es ideal para entornos sanitarios. Un papel esencial, por tanto, el del Atlas Concorde, combinado con el meticuloso uso de los materiales, para un espacio público útil, funcional y "escandalosamente bello".

Ph Marcello Bonfanti25
Ph Marcello Bonfanti27

Déjese inspirar