Resistencia, seguridad e higiene: por qué elegir el gres porcelánico

En la actualidad, vestir los ambientes de casa requiere aún más atención, junto con la capacidad de combinar rendimiento y estética: dos propiedades que en el gres porcelánico alcanzan niveles de excelencia.
AtlasConcorde MarvelDream M05 15
Cuentan sobre ambientes de living, baño, cocina y exteriores. Las superficies de gres porcelánico y los revestimientos de pasta blanca dialogan con la arquitectura, entrelazando la visión del diseñador con el espíritu del lugar. Gracias al look de las colecciones y a los materiales en los que se inspiran, son intérpretes del estilo, transmitiendo elegancia, tradición y contemporaneidad. ¿Puede un material con una fuerte vocación estética ser también una expresión de rendimiento y valores técnicos, como la resistencia, la seguridad y la higiene? Para descubrir algunos de los secretos del gres porcelánico, Michele Fiorenzi, jefe del departamento de I+D de Atlas Concorde, desempeña el papel de un inédito Virgilio para guiarnos en el descubrimiento de la estructura de la materia.
Resistencia: cómo nace el gres porcelánico.

La resistencia del gres porcelánico es consecuencia de su característica estructural más importante: la compactibilidad. El origen está en el modo de producción y el proceso conocido como greificación. Las materias primas como la arcilla, la arena y el feldespato (una de las familias de minerales más grandes) se muelen primero, se mezclan y luego se compactan. Y es aquí donde entra en juego la etapa crucial: la cocción. Los materiales compactados se cocen pasando por hornos que pueden alcanzar más de 100 metros de longitud con una temperatura que gradualmente alcanza alrededor de 1.100 grados. Lo que se produce a lo largo de estos 100 metros es la greificación de la masa: la fusión parcial de las arcillas en su interior de la que toma forma un material extremadamente compacto y capaz de soportar grandes cargas, rayas o rasguños. La dureza, la resistencia mecánica y la inercia química son los efectos de este proceso y constituyen el ADN del gres porcelánico.

«En los sistemas de Atlas Concorde hemos desarrollado un ciclo de cocción óptimo que nos permite combinar la estética con altos valores de compactibilidad y resistencia.»

Michele Fiorenzi
Jefe del Departamento de I+D del Atlas Concorde

Atlas Concorde company factory015
Atlas Concorde company factory007
Seguridad: como el gres porcelánico, protege contra los agentes externos.

Si se mira la superficie de una baldosa de gres porcelánico bajo el microscopio, se nota un dato evidente: no hay poros, orificios ni aberturas, excepto en una cantidad tan pequeña en términos de tamaño y frecuencia, que es irrelevante. La prueba es que la baldosa se sumerge en agua, incluso hirviendo, el peso varía un máximo de 0,5% del peso inicial. Lo que significa que el agua no ha entrado en la misma. Un material arquitectónico que no absorbe agua protege contra todas las consecuencias negativas de la humedad, tanto en el interior como en el exterior, pero no sólo eso: la misma refractariedad se expresa contra los productos químicos, la suciedad, las manchas y otros elementos que pueden venir del exterior. A este elemento hay que añadir el hecho de que el proceso de cocción ya elimina todos los elementos orgánicos presentes en la materia prima por debajo de los 700°, lo que significa que el gres porcelánico no libera compuestos orgánicos volátiles ni otras sustancias potencialmente nocivas porque los elimina al comienzo del proceso de producción. Las superficies y revestimientos de gres porcelánico son, por lo tanto, seguros para la salud de las personas y el medio ambiente.

«El gres porcelánico que sale de los hornos del Atlas Concorde tiene una porosidad muy inferior a los límites prescritos por las normas (medidos por la absorción de agua, en nuestro caso 0,1% en lugar de 0,5%).»

Michele Fiorenzi
Jefe del Departamento de I+D del Atlas Concorde

Resistencia, seguridad e higiene: por qué elegir el gres porcelánico
Resistencia, seguridad e higiene: por qué elegir el gres porcelánico
Resistencia, seguridad e higiene: por qué elegir el gres porcelánico
Resistencia, seguridad e higiene: por qué elegir el gres porcelánico
Higiene: cómo el gres porcelánico ayuda a higienizar los espacios.

El uso del gres porcelánico para superficies y revestimientos permite aprovechar sus cualidades de resistencia y compactibilidad incluso durante la limpieza e higienización de los ambientes. Por un lado, las superficies y revestimientos de cerámica pueden limpiarse fácilmente con cualquier tipo de detergente para lograr altos niveles de higiene. Por otra parte, la ausencia de porosidad asegura que las bacterias, los ácaros, los hongos y el moho, por ejemplo, no se arraiguen en su superficie, así como humos, vapores u olores.
 

«En los establecimientos de Atlas Concorde probamos sistemáticamente la conformidad del material durante el proceso de producción para garantizar los más altos estándares de calidad internacional.»

Michele Fiorenzi
Jefe del Departamento de I+D del Atlas Concorde

La resistencia, la seguridad y la higiene hacen del gres porcelánico una opción eficaz para los arquitectos y diseñadores que necesitan combinar las cualidades prácticas de rendimiento y funcionalidad con las virtudes estéticas a través de colecciones capaces de expresar un caleidoscopio de estilos y tendencias. 

AtlasConcorde ValoriCeramica 01 Fire
AtlasConcorde DolmenPro 001a 15 Mix
Las cookies nos ayudan a prestar nuestros servicios. Al utilizar esos servicios está aceptando que usemos cookies. Info